Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

dimecres, 30 de novembre de 2016

Esa repentina alegría de vivir

Esa repentina alegría de vivir que echaba en falta, llegó a trompicones.
Justo a tiempo, justo antes de desmoronarse (mi) todo. A tiempo, digo, de que la nada invadiera mi ser.
Fue ese instinto enraizado de sobrevivir que acecha y espera el momento adecuado; y es cuando menos te lo esperas. No esperes pues a vivir, vive como puedas. Sobrevive y, de golpe y porrazo, volverás a sentir el cosquilleo de la chispa de la felicidad.
El teclado, hasta ahora empolvado, sonará de nuevo. Escucha atento, no oigas, sólo escucha y dime si no es esa la melodía de... la repentina alegría de vivir.



dissabte, 19 de novembre de 2016

Fuimos gotas de lluvia

Fuimos gotas de lluvia
y gatos en celo.
Crecimos en guetos
sin retos, a ratos.
Limpiamos de motas
de polvo, las botas.
Rotas las alas
volábamos quietos.
Fuimos lágrimas turbias
y sonrisas sinceras.
Fuimos gotas de lluvia
perecederas.

Fotografia: Mladen Parvanov

divendres, 4 de novembre de 2016

Un silencio clavado

Y su silencio dolió
como un puñal clavado a golpecitos.

O puede que lastimara más
mi pregunta,
convertida en retórica a la fuerza.
Tanta vida callando y
en un suspiro
se escaparon algunas verdades.
Ni las palabras alivian
ni los silencios otorgan.
Se me antojó
darle vida a los sentimientos mudos
a través de un puñado de palabras.
Y ahora...
Es en balde
darle la vuelta al reloj,
poner patas arriba el mundo,
mi mundo silábico, porque:

Siento cada infinito silencio
como un puñal clavado a golpecitos.

Imatge: Amy Judd





















"-¿Qué es? -me dijo. 
-¿Qué es qué? -le pregunté. 
-Eso, el ruido ese. 
-Es el silencio..."
(Juan Rulfo, "Luvina".)